Sociología desde los Valles

Días de Ferrocarril - No hay azúcar por la Conquista Española y la Unión Soviética fue saboteada

Admitiré algo. Si no es por mi interés histórico y los conocimientos que he tomado durante mis estudios, no hubiera prestado atención a los personajes que me hicieron escribir esta nota. Señores adultos mayores, de gran conocimiento y perspectiva cerrada, ganaron. Me hicieron escucharlos y ahora difundiré sus saberes populares.

Últimamente he tenido la (¿Buena?) suerte de conseguirme con discusiones de alto nivel en los espacios de mis viajes de ferrocarril. Cuando en dos ocasiones no-consecutivas un señor de la tercera edad comienza una discusión que termina con todo un vagón mentándole la madre e insultándolo sin respeto, lo veo como un mérito. Ganarse el odio de la gente tan apática que está en la calle es un arte y dichos señores, en palabras de mi amigo Hany Kauam, son arte en movimiento.

La primera discusión escaló tan rápido sobre un comentario de lo caro que está el kilo de azúcar hasta llegar a las razones socio-históricas del por qué no hay azúcar, iniciando desde el saqueo que sufrieron los pueblos originarios indígenas de América a partir de 1492, paseando por Simón Bolívar en su etapa de dictador y cerrando con un maldito Lorenzo Mendoza acaparador. Quien lo diría, ¡Nos escondían el azúcar desde hace siglos! ¿El mejor insulto que escuché? – Señor, usted que vivió tanto y sabe bastante, ¿Por qué no se murió en la Batalla de Carabobo?

La segunda discusión fue un poco menos caliente pero igual de relevante. Dos hombres, luego de comprar buñuelos de yuca en el ferro, empiezan a dialogar sobre la importancia de conocer la historia para no repetir los errores. Todo bien hasta que se calientan los humos porque Buñuelo A opina  que la caída del Muro de Berlín fue planeada por sectores saboteadores dentro de la Revolución de los Soviets y dichos saboteadores están relacionados con la oposición saboteadora y apátrida de Venezuela. Buñuelo B (Y el resto del vagón que escuchaba) no se quedaron callados y el diálogo de alto nivel se arruina. ¿Algo más para comentar? Los buñuelos estaban buenísimos y solo a 6 bolivitas, familia.

Me sorprende como tanto conocimiento puede convertirse en irrelevante por la fuerza de la idea sobre todo lo demás. Esos cursos dictados son muy buenos porque luego de 40-50 años de ser instruidos bajo esa visión, los señores no olvidan lo que la Revolución les marcó a fuego en el cerebro. Sigamos paseando en el ferro.

Opina, comenta, comparte. Todo comentario es bienvenido.

#DíasdeFerrocarril #Venezuela #Caracas #Vallesdeltuy #Miranda #Sociología #UCV #Opinión #Cuentodelavidamisma #SociologíaDesdeLosValles

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: